Parques de Sant Cugat, respirando naturaleza
18751
post-template-default,single,single-post,postid-18751,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

Parques de Sant Cugat, respirando naturaleza

Parques de Sant Cugat, respirando naturaleza

A la hora de elegir un sitio para empezar una nueva vida es imprescindible analizar qué servicios tenemos a mano y las posibilidades que éste nos ofrece para disfrutar de una buena calidad de vida. En este sentido, los parques son un punto importantísimo. Auténticos pulmones verdes que nos ayudan a relajarnos, pasear y disfrutar de la vida contemplativa. San Cugat tiene una amplia gama de parques que te lo pondrán bien fácil para elegirlo como tu lugar de residencia.

Que si un colegio cercano, supermercados, restaurantes, medios de transporte… nos fijamos en muchos detalles a la hora de decidirnos por comprar o alquilar una vivienda. Sin embargo hay uno importantísimo que no debemos pasar por alto: que el sitio donde vayamos a vivir tenga uno o varios parques cercanos. Reductos verdes en el centro o en las afueras del municipio que nos ayuden a relajarnos, que nos inviten a practicar ejercicio, pasear con nuestra pareja, jugar con los niños, leer tranquilamente un libro… San Cugat y sus parques son un buen reclamo para que elijamos este municipio barcelonés como nuestro lugar de residencia. Y es que fíjate la de parques que tiene San Cugat del Vallés que te sorprenderán.

Parque Rural de la Torre Negra.

No hace falta salir del entorno de San Cugat para disfrutar de un auténtico remanso de paz y naturaleza, este parque es ideal para salir a correr, montar en bicicleta o a caballo. Además es parque rico en cuanto a patrimonio cultural donde predomina la Torre Negra y también natural con el Pi d’en Xandri como su principal reclamo, con más de 23 metros de altura.

Parque del Arborètum.

Abre tu mochila, mete una botella de agua y tu libro favorito y disfruta de una apacible lectura en el Parque del Arborètum, se encuentra subiendo por la avenida de Gaudí. Sus habitantes son una amplia familia de árboles como encinas, pinos, robles, abetos… que representan a su vez a las diferentes áreas de la vegetación catalana, des de la comarca de la Terra Alta hasta los Pirineos. Ah, importante su práctica zona de juegos infantiles.

Parque de Can Gatxet.

San Cugat es sinónimo de verde, de calidad de vida y de amplia naturaleza y este parque es una buena muestra de ello. Un parque que va desde la zona del Archivo Nacional de Cataluña al barrio de Mira-sol y donde disfrutar de los colores que ofrecen sus pinos, encinas, magnolias… y para los más peques también hay una zona de juegos infantiles.

Parque Central.

Se trata de un camino paralelo al torrente iluminado y rodeado de árboles que recorre este parque de arriba abajo y en el que disfrutar de la belleza de una pequeña riera. Además es ideal para practicar deporte ya que tiene pistas de baloncesto, una gran zona de césped y una zona de juegos infantiles.

Parque del Turó de Can Mates.

Es sin duda el parque urbano más grande de la ciudad. Repleto de encinas, robles y arbustos mediterráneos. Su punto más alto llega a los 178 metros desde donde ver las mejores vistas de Sant Cugat y también de la montaña de Montserrat. Además su parque infantil tiene espectaculares toboganes gigantes.

Parque de la Pollancreda.

En castellano se traduce como Parque de la Chopera, debido a los árboles que lo poblan. Es uno de los parques de San Cugat más grandes ya que atraviesa la riera de Sant Cugat a Cerdanyola. También posee una gran área de juegos Tiene carril bic y destaca también por ser uno de los preferidos para practicar deportes como jugar a la pelota, petanca y skate.

Parque de Can Vernet.

Toma su nombre del puente medieval de Can Vernet del siglo XIV que, aunque rehabilitado, aún hoy se conserva y que formaba parte del trazado de la mina que llevaba agua al Monasterio. En él se encuentra una zona de juegos infantiles y caminos de pavimento coloreado para montar en bicicleta. Destacan sus árboles frondosos.

Parque de Ramón Barnils.

Este parque de San Cugat de vistosos colores, se encuentra se encuentra cerca del teatro del municipio, los cines y el Ayuntamiento. Posee un espacio ideal para los niños como vagones de tren, toboganes, arenero… e incluso mesas de ping-pong.

Los jardines del Monasterio.

Junto a los Jardines del Monasterio están los Jardines de la Fiesta de Otoño, un espacio de encuentro donde tienen lugar actividades lúdicas y es uno de los centros neurálgicos de la vida diaria del municipio.