Obras sin licencias en viviendas, ¿qué puede pasarte?
18967
post-template-default,single,single-post,postid-18967,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

Obras sin licencias en viviendas, ¿qué puede pasarte?

Obras sin licencias en viviendas, ¿qué puede pasarte?

Ni se te ocurra. Si estás pensando en llevar a cabo alguna reforma en casa, por muy pequeña que esta sea, ten en cuenta siempre este artículo: está totalmente prohibido realizar obras sin licencias. De lo contrario las obras pueden ser cuantiosas y suporte más de un quebradero de cabeza.

Hay una frase que muy manida que está no deja de ser cierta y es que “el desconocimiento de la ley no te exime de cumplirla”. Está claro que no es lo mismo instalar un aire acondicionado que tirar todo la casa abajo y reformarla por completo. Normalmente para la lo primero no es necesario pedir permiso para colocar el aparato exterior en la fachada del edificio, aunque en ocasiones sí si la fachada está protegida o hablamos de un inmueble con unas características especiales.

Es importante que sepas que hay un concepto que se llama “edificabilidad”, que son los m2 que podemos construir. Si te pasas, te puedes enfrentar a una multa del 15-25% de su valor en exceso. Por ejemplo si tienes una vivienda y te has pasado 40m2 ampliando la vivienda, la sanción puede suponerte un sobrecoste de 5.000 euros.

Las distancias a linderos es otro tema que debes tener en cuenta. ¿No sabes qué es? Son en definitiva las distancias mínimas a otras edificaciones, a espacios libres, a vías públicas… donde puede sumar otro 20% más extra. También hay obras en edificios fuera de ordenación considerados así porque no son compatibles con el planeamiento pero que sin embargo ya no pueden derribarse por haber prescrito la infracción. Aquí las multas van entre el 10-15% del valor de lo realizado.  Imagínate que decides echar abajo un edificio catalogado, aquí las reformas podrían salirte aún más caras pudiendo sumar una multa del doble del valor de lo destruido.

Obras que no exigen licencia

Por supuesto si vas a realizar una obra que implica tirar paredes y vas a ocasionar molestia a los vecinos y escombros, es normal pedir licencia al ayuntamiento en rigor pero sí es cierto que en otros casos hay obras consideradas menores que no revisten obligatoriedad a la hora de exigir una licencia para llevarlas a cabo.

Hablamos de obras sin licencia como cambios de ventanas, barandillas, persianas. instalación de fontanería, electricidad o calefacción, soldados, alicatados, enyesados o, también, la sustitución de instalaciones propias. Incluso tampoco la instalación de aire acondicionado o por ejemplo instalar un toldo. Aunque el tema del aire siempre hay que consultarlo mejor con el Presidente, Presidenta o Administrador de Fincas oportunos. ¡Mucho cuidado!