Normativa y legislación de piscinas en comunidades de vecinos
18306
post-template-default,single,single-post,postid-18306,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

Normativa y legislación de piscinas en comunidades de vecinos

Normativa y legislación de piscinas en comunidades de vecinos

Muchas comunidades de vecinos disfrutan un servicio extra por el hecho de tener una piscina en su urbanización. En ella pueden relajarse y tomar el sol y desconectar de los problemas de la vida diaria. La piscina también es un gran atractivo para los niños que se lo pasan en grande pero a veces se puede llegar a convertir en motivo de discusión entre vecinos. ¿Cuál es la normativa que deben seguir?

Las piscinas son un lujo para sus propietarios ya que el precio de una casa con piscina duplica al de una casa que no tenga. Por otra parte el tener una piscina va a encarecer en gran medida los gastos de comunidad, aproximadamente un 57% más. El real decreto 742/2013 es el que explica los criterios técnico-sanitarios de las piscinas. En principio se encarga de hacer una distinción entre piscinas de uso público y de uso privado.

Normas de piscinas para comunidades de vecinos

Las de uso público son aquellas destinadas al público o a un grupo concreto de usuarios. Dentro de estas encontramos aquellas piscinas de spas o balnearios y también aquellas que se encuentran en hoteles y otros tipos de alojamientos turísticos. Las de uso privado son aquellas que se encuentran en viviendas unifamiliares y las que están en comunidades de propietarios.

Respecto a las normas en las piscinas de comunidades de vecinos cada comunidad autónoma ha establecido una legislación diferente y deberemos añadirle las ordenanzas municipales al respecto. Es importante que exista un reglamento interno que se encuentre en un lugar a la vista de todos los vecinos en el que se especifiquen horarios, aforo y condiciones de uso.

Cada año antes de abrir de nuevo la piscina es conveniente que se haga una revisión para comprobar que está todo en buen estado y no hay desperfectos que puedan poner en peligro la salud de los bañistas. En las piscinas en comunidades de vecinos serán los propios vecinos los responsables de que todo funcione correctamente para evitar riesgos en la salud y lograr que haya salubridad en las instalaciones.

De acuerdo con la Ley de Propiedad Horizontal no es obligatorio que se contrate un seguro de responsabilidad civil por si algún bañista sufriera algún percance pero es recomendable. Si tuviera lugar algún daño debido a la negligencia de la comunidad sería la propia comunidad la que debería hacerse cargo de la indemnización. Los menores deben estar bajo la supervisión de un adulto en todo momento y la opción de contratar un socorrista sería en función de la cantidad de viviendas que haya en la comunidad.

Los elementos que se emplean para proteger a los bañistas como los salvavidas deberán estar al alcance de todos y en buenas condiciones por si hicieran falta. Tampoco olvidemos que está prohibido fumar en zonas que estén destinadas a niños.