Cómo disfrutar de una Smart home
18742
post-template-default,single,single-post,postid-18742,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

Cómo disfrutar de una Smart home

Cómo disfrutar de una Smart home

No hay casas poco prácticas, sino casas mal conectadas. Este podía ser perfectamente el lema de cualquier Smart home, o lo que es lo mismo las tan de moda casas inteligentes. Cualquiera puede disfrutar de los beneficios de una Smart home, la domótica empleada para hacernos nuestro día a día mucho más fácil.

Qué duda cabe que la tecnología del hogar ha evolucionado sobremanera en las últimas décadas. Los aparatos que hoy en día nos parecen tan habituales como pueden ser las lavadoras o los frigoríficos nos hicieron en su día la vida mucho más fácil. Y de eso tampoco hace tantos años. Pero con la sofisticación de las nuevas tecnologías y la aplicabilidad de internet a prácticamente todas las esferas de nuestra vida, los avances en el hogar han ido más allá. ¡Bienvenida domótica!

Ahora cualquier persona puede disfrutar de una Smart home o casa inteligente. Con un poco de inversión y sobre todo mucha idea de lo que se quiere y para qué sirven estos avances, se puede disfrutar de una casa a la última casi totalmente automatizadas y ayudados por un conjunto de técnicas para su control. La iluminación, la climatización o nuestro confort en general se pueden controlar de una manera inteligente.

¿Cómo funciona una Smart home?

Vale, las nuevas tecnologías tienen en el poder y la automatización de los procesos hacen el resto pero ¿cómo funciona una Smart home en verdad? Es muy fácil de entender. Y es que el control de los elementos conectados a este sistema se gestiona a través de un panel central. Una especie de “cerebro” de nuestro hogar del cual mandamos y donde indicamos horarios, temperaturas, fechas y programados encendidos y apagados, por ejemplo del aire acondicionado o de la televisión.

Este panel central no se encuentra en una parte de la casa como si fuera un cuadro de luces. Las Smart home se controlan desde el pc, desde la tablet o desde algo tan recurrente como es el móvil. Y lo mejor de todo que se puede hacer estando tanto dentro de casa como fuera. El control de nuestra casa en todo momento es perfecto. En este sentido, los sistemas Smart Home Control funcionan a través de tres elementos fundamentales que es preciso conocer de antemano.

Las partes de una Smart home

Sin duda la parte esencial es ese panel central que controlamos gracias a nuestro dispositivo. Sobre él comunicamos y procedemos a las órdenes que damos al hogar como puede ser el encendido de luces o bajar la persiana. Luego tenemos el cableado conectado con ese panel central gracias a sensores o elementos terminales del sistema. Por él transmitimos la información y se permite la comunicación entre nosotros y el sistema. Y por último, los sensores que existen muchos y de muy diferentes formas, además son los que recogen los datos.

Una Smart home no solo nos ofrece disfrutar de un hogar más práctico, cómodo y accesible. También mejorar el acceso y el control de los diferentes aparatos electrónicos de nuestro hogar, una mayor vigilancia del mismo y un ahorro de energía que se nota enseguida a corto plazo.