Cómo actúa un administrador de fincas ante los morosos
18951
post-template-default,single,single-post,postid-18951,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

Cómo actúa un administrador de fincas ante los morosos

Cómo actúa un administrador de fincas ante los morosos

¿Sabías que solo el año pasado los morosos adeudaron un total de 1,6 millones a las comunidades de propietarios según un estudio elaborado por el Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas? ¡Casi nada! En este sentido el papel del administrador de fincas para identificar y comunicar al moroso su obligación en el pago de deuda es esencial.

A veces es cuestión de pura magia y mucho sacrificio por parte de unos pocos, el que una comunidad de vecinos salga adelante si hay un grupo de vecinos morosos que se resiste a pagar. Y he aquí donde el administrador de fincas tiene un papel fundamental.

Aunque ahora las nuevas herramientas de trabajo y comunicación permiten mantener estas deudas identificadas rápida y cómodamente, ayudando a comprobar cómo van las negociaciones con los morosos y realizar comunicaciones generales por este medio para que los vecinos que cumplen se sientan informados y protegidos, el papel del administrador de fincas sigue siendo fundamental.

Murcia, Aragón y Castilla la Mancha son las Comunidades Autónomas de España donde más destacan la morosidad en comunidades de propietarios y donde los administradores de fincas necesitan aún más estas herramientas. De hecho, según el Observatorio de las Comunidades de Propietarios, elaborado por el Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas de España, los últimos datos que se tienen sobre un media en la última década de 1.854,71 millones de euros. Eso sí, incluyen también en esta gran cantidad a los bancos. ¿Qué debe hacer un administrador de fincas para evitar que estas cantidades sigan ahogando a sus clientes?

El administrador de finca y los morosos

La primera recomendación es que éste lleve a cabo un control exhaustivo del cobro de los recibos, ya sea de cuotas ordinarias, extraordinarias, del pago del agua, etc, con el objetivo de detectar lo antes posible al vecino moroso.  Comunicar la obligatoriedad de estos pagos ayuda a informar a todos los vecinos.

Y una vez que se detecta un impago en alguna de las cuotas emitidas, el procedimiento exige contactar con el vecino afectado. Lo mejor será siempre cara a cara aunque previamente quedando para una reunión con este. Sin embargo, cuando el propietario no responde a las peticiones de pago del administrador de fincas, el papel contra el moroso en comunidades de propietarios debe ser tajante: enviar una comunicación a través de una carta certificada o burofax.

El papel del administrador de fincas ante morosos en comunidades de propietarios debe ser siempre tajante. Éste incluirá al moroso en el listado de recibos pendientes que se adjunta con la convocatoria de la junta. En la junta, el administrador debe añadir un punto en el orden del día que haga referencia a la propuesta de tomar acciones judiciales contra el moroso. Lo ideal es comunicar todos estos avances y que quede constancia y totalmente accesible en cualquier momento por cualquier vecino.  En este momento y tras quedar todo comunicado a la junta, el acuerdo debe ser notificado fehacientemente al moroso enviándole de nuevo un burofax con acuse recibo y certificación donde el moroso tiene un plazo de 15 días para pagar su deuda

Si moroso acepta la notificación del burofax y  transcurre el plazo de 15 días sin pagar, se procede a entregar el expediente a un abogado para que interponga el procedimiento monitorio en el juzgado. No hay marcha atrás.